Seleccionar página

Hay varios factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de desarrollar cáncer de mama, aunque también aumentan con la edad, pero hay ciertas medidas preventivas que todas las mujeres deberían tomar.

Lee los siguientes pasos que toda mujer debe dar para ayudar a prevenir dicha enfermedad.

Revisar historial familiar

¿Cuántas personas en tu familia han tenido cáncer de mama? Si no lo sabes, ahora es el momento de tener esta información ya que ciertos factores de riesgo son genéticos.

Evita el sobrepeso

La obesidad incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama después de la menopausia, la época en que se presenta con mayor frecuencia. Evita ganar peso y trata de mantener una masa corporal menor a 25. Lamentablemente México es el primer país que tiene un índice de obesidad alto.

Hazte regularmente un ultrasonido mamario

Sigue las recomendaciones de tu doctor sobre el tipo de estudio que te conviene en tu chequeo femenino, ya sea un ultrasonido mamario o un estudio de mastografía, así como cada cuánto tiempo lo tienes que hacer. Es importante que sigas al pie de la letra las indicaciones del doctor y no dejes a la deriva tu salud.

Realiza actividad física regularmente.

Se recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicio al día para tener una buena salud cardiovascular, sin embargo si tú debes perder algunos kilitos, aumenta a 60 minutos de ejercicio a día.  Ve aumentando el tiempo progresivamente con el fin de que vayas mejorando tu condición física y obtengas mayores beneficios.

Conoce y experimenta tu pecho

Realízate autoexploraciones constantemente, debes estar familiarizada con la forma de tus senos y cómo se sienten, así podrás notar inmediatamente un cambio por muy pequeño que sea.

Evita las terapias de sustitución hormonal

La terapia de hormonas durante la menopausia incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama. Si debes tomar hormonas para manejar los síntomas de la menopausia, evita las que contengan progesterona y limita su uso a menos de 3 años. Lleva el control de tu tratamiento con tu doctor.

Restringe las carnes rojas y procesadas

Las carnes rojas y procesadas se han asociado al cáncer de colon. Limita el consumo de carnes rojas (de res, cerdo, cordero, cabra) y elige cortes magros. Evita las carnes curadas, ahumadas, saladas o con conservantes. La carne de ave y el pescado son opciones más saludables.

Si sabes que tienes altas probabilidades de padecer cáncer de mama, ya sea por cuestiones genéticas o un fuerte historial familiar, habla con tu doctor sobre tus opciones, como el monitoreo más frecuente de tus senos. Recuerda que prevenir es parte esencial de Bye Bites, es por eso que te invitamos a tomar conciencia, buenos hábitos y sobre, la cultura de auto explorarte y conocer tu cuerpo. Seguir estas recomendaciones podrían protegerte de tener cáncer en el futuro así como de otras enfermedades crónicas.